Pie de Manzanas

Ingredientes:

PARA EL RELLENO

  • 3½ libras de manzanas para hornear (Granny Smith o Gravenstein), peladas, sin corazón, en tajadas de ¼ de pulgada de grosor
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 cucharada de jugo de limón.
  • ½ taza de azúcar morena
  • ¼ taza de azúcar blanca
  • ¼ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela molida
  • ¼ cucharadita de nuez moscada molida
  • ¼ taza de harina

PARA LA MASA DEL PIE

  • 2 – 1/4 tazas de harina sin preparar
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 taza de mantequilla fría sin sal, cortada en cubos pequeños
  • 7 cucharadas de agua helada

INGREDIENTES RESTANTES

  • 1 cucharada de leche
  • Azúcar turbinada gruesa -opcional
Category:

Description

Instrucciones:

  • Para hacer el relleno de manzana:
  1. Coloque las manzanas peladas y rebanadas en un tazón grande.
  2. Agregue la vainilla, ¼ de taza de harina, la ralladura de limón y el jugo, el azúcar blanca, y el azúcar morena. Espolvorea la canela, la nuez moscada y la sal sobre las manzanas. Revuelve para combinar.
  3. Reservar mientras hace la masa de pastel.
  • Para hacer la masa del pie:
  1. Coloque la harina, el azúcar y la sal en el tazón de un procesador de alimentos equipado con la cuchilla de acero. (Esta masa también se puede hacer a mano en un tazón grande con un cortador de masa o con los dedos para cortar la mantequilla).
  2. Pulsa para combinar los ingredientes secos. Agregue los cubos de mantequilla fría y pulse aproximadamente 10 veces, hasta que los trozos de mantequilla más grandes sean del tamaño de guisantes pequeños.
  3. Agregue el agua helada y pulse hasta que la masa se una.
  4. Transfiera la masa a una superficie de trabajo ligeramente enharinada y forme una bola. Divida la masa por la mitad, formando cada mitad en un disco redondo. Envuelva uno de los discos en una envoltura de plástico y colóquelo en el refrigerador.
  5. En una superficie de trabajo ligeramente enharinada, extienda la masa para formar el segundo disco a un diámetro de 12 pulgadas, y transfiéralo a un molde para pie. (Esto se hace fácilmente envolviendo la masa alrededor de su rodillo para ayudar a moverlo).
  • Para ensamblar el pie
  1. En este momento, las manzanas deberían haber liberado algunos de sus jugos. Revuelva la mezcla de manzana para asegurarse de que todo esté bien combinado y luego vierta las manzanas y sus jugos dentro de la masa del pie previamente extendida.
  2. Extienda la masa para formar el segundo disco a un diámetro de 12 pulgadas. Puede colocar la masa redonda sobre el pie tal como está, o puede hacer una masa para pie de celosía. Si coloca la masa completa en la parte superior del pastel, corte algunas hendiduras en la corteza superior para permitir que el vapor escape mientras el pastel se hornea.
  3. Para hacer una corteza de pie de celosía superior: corte la segunda masa redonda en tiras de ½ pulgada de ancho. Coloque la tira más larga en el centro del pastel. Reservando cada otra tira de masa para ir en la otra dirección del pie, coloque tiras a través del pie con solo un poco de espacio entre ellas. Luego tejer las tiras en dirección opuesta al pie.
  4. Con la ayuda de una brocha pinte la corteza del pie con leche y espolvoree con azúcar gruesa, si lo desea.
  5. Refrigere el pie por 30 minutos antes de hornear.
  6. Mientras tanto, precaliente el horno a 400 ° F con una rejilla en el tercio inferior del horno.
  7. Hornee el pie a 400° F durante 20 minutos, luego reduzca la temperatura del horno a 350° F. Continúe horneando el pie durante 40-50 minutos más, hasta que el relleno esté burbujeante. Verifique el pastel a la mitad del tiempo de cocción y cubra con papel de aluminio según sea necesario para evitar que la corteza se dore demasiado.
  8. Deje que el pastel se enfríe a temperatura ambiente durante al menos 2 horas antes de servir para permitir que el relleno se espese.
  9. Guarde el pie a temperatura ambiente por hasta un día, o en el refrigerador, cubierto con una envoltura de plástico, por hasta 5 días. Este pie también se puede congelar envolviéndolo bien, hasta por 3 meses.